EXPERIENCIA EN PARAPENTE

Imagen

El 23 de mayo del 2014, comenzó una miniaventura, para vivir una increíble experiencia.

Entre una amiga y yo estábamos bastante indecisas hacia dónde viajar, ya que aquí en Ecuador hay muchísimas opciones para realizar deportes extremos, así como viajar y conocer lugares maravillosos. Pero entre tanto y tanto pues decidimos realizar parapente.

Esta actividad se puede realizar en muchísimo lugares dentro del país, en la Costa, en las playas, en Guayaquil, Manta, en la Sierra, en Loja, Quito, Cuenca, en las Islas Galápagos, según nos dijeron nuestros instructores.

Decidimos irnos temprano por cualquier cosa que podía pasar. Aproximadamente salimos a las 7:30 del terminal de Guayaquil, rumbo a Sta Elena, hay un carro que va a Montañita, pero no lo recomiendo porque se tienen que quedar en una parte de la carretera, y lo más seguro es que este carro no parará ahí, ya que es un trayecto directo. El trayecto de Guayaquil a Santa Elena demora 2 horas. Una vez llegando al terminal de Sta. Elena,  se coge otro carro que te lleva a Manglaralto, Montañita, Olón, que va por toda esta ruta del Spondylus, nosotros simplemente vimos que nos llevaba a Montañita y lo cogimos, pero cualquier carro los lleva, y no se asusten que todo el mundo les pregunte: “Van a Montañita??”, esa es una pregunta bastante clásica en esa ruta y peor si tienen cara de no ser de la Península. 

Para este punto de ida a Montañita, sinceramente todavía no podíamos creer que estábamos en camino, pero entre tanto y tanto llamamos a estos chicos que realizan parapente, ellos nos dijeron que nos quedemos en Playa Bruja, así se llama el lugar, le indicamos al ayudante del chofer que nos deje ahí, más o menos queda como a unos 15 minutos antes de Montañita, y unos 5 minutos después de San Pedro. 

No se asusten si llegan a Playa Bruja y no ven nada, porque no van a ver nada, es decir solo verán unos anuncios de parapente, que dice Playa Bruja y un gran estacionamiento. En este punto mi amiga estaba un poco asustada, ya que no se veía nada, llamamos a la persona encargada que se llama Jorge, él nos indicó que nos iban a recoger para poder realizar la actividad. Más o menos esperamos como unos 10 minutos. Llegaron en una kombi blanca, y comenzamos a subir la montaña que justo está al frente de este gran estacionamiento. 

Conversamos con los instructores, soy sincera, no recuerdo los nombres de los instructores, pero si recuerdo que uno era un argentino bastante acomedido, los demás eran personas de la Sierra, ellos nos decían que habíamos elegido un excelente día para ir, había un viento perfecto para volar y justo cuando subíamos habían unos pájaros volando, y el argentino nos dijo “chicas ahí estarán dentro de poco!”. Yo sé, a algunos les ha de parecer un poco aterrador, pero al menos para mí fue emocionante. 

Una vez arriba les dicen como va a hacer, explican las instrucciones, la colocación del casco y el chaleco, como colocar las piernas, inflar la vela (esto es algo así como que el parapente se infla de aire y ya está listo para volar). Para esto debo indicar que es extremadamente cómodo hacer esto, el chaleco que te colocan te permite sentarte, así no te preocupas por nada.

Imagen

LA SALIDA!!!! Una vez inflada la vela, ya solo falta salir a VOLAR, para esto te llevan a donde termina la montaña, después de eso comienzas a ver que no tienes nada debajo de tus pies, que tu estómago como que se dió una vueltita de confianza, y sencillamente ESTÁS DISFRUTANDO UNA DE LAS MEJORES EXPERIENCIAS DE TU VIDA!! Al escribir esto siento que vuelvo a vivir exactamente lo que acabo de relatar, es INCREÍBLE!!! En el “viaje”, te dan vueltas, vez un paisaje hermoso, maravilloso, te das cuenta de muchísimas cosas, sientes una paz de ensueño, como que estás en nubes, yo sé que estoy tratando de “relatar la experiencia”, pero hay muchas cosas que son inexplicables, que solo las podrás sentir cuando estés “VOLANDO”.

Los instructores te hablan acerca del parapente, dónde ellos realizan eso, es su forma de vida y definitivamente que viven bastantes desestresados por solo tener este trabajo.

El vuelo dura como unos entre 15 y 25 minutos. Una recomendación es llevar su tarjeta sd de unos 4 Gb, nosotros llevamos una de 2Gb y nos faltó espacio para más fotos, no se asusten si colocan su sd en su celular y no ven las fotos, ya que tiene un formato especial que hace que solo se puedan visualizar en un computador.

Lo más cercano a Playa Bruja es Libertador Bolívar, que es una pequeña comuna en esta en la Ruta del Spondylus, a unos 15 minutos caminando, aquí disfrutamos de una exquisita comida, mi amiga comió Camarones al Ajillo y yo, ceviche de concha y pescado.

Siguiendo con nuestra pequeña aventura nos fuimos a Montañita, para poder ver algo más de esta ruta. Estuvimos disfrutando de bebidas y del sol que hacía. 

Aproximadamente a las 4 de la tarde regresamos al terminal de Sta. Elena, aquí nuevamente cogimos un carro para el terminal de Guayaquil. El viaje de hizo desde Montañita hasta Guayaquil 3 horas.

En resumen y recomendaciones:

  • Los datos para realizar esta actividad están aquí.
  • Llevar gafas de sol, si la época es de esas calurosas.
  • Recordar llevar bloqueador solar, si no les gusta quemarse,
  • Llevar ropa cómoda, recuerden que según la época, hace frío, justo para esta fecha hacía frío por eso las fotos con suéter.
  • Especialmente vayan con todas las ganas de vivir una gran experiencia,

Al final del día, no lo podíamos creer, aún estábamos un poco como en shock!, decíamos que había sido increíble y que era simplemente una experiencia que le contaríamos a nuestros ñietos.!

Imagen

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s